Outfits para la noche de San Valentín

¿Necesitan un poco de inspiración para su outfit de San Valentín? ¡Acá les tengo un regalito! Si tienen planeado una noche romántica o una noche divertida con sus amigas, les presento tres ideas que seguro funcionan para cualquier plan que tengan ese día. Aunque siendo honesta, ¡la cuarta opción es quedarse en casa viendo pelis o comiendo sushi! Definitivamente he hecho eso.

Shorts

La primera opción es usar un short más arreglado que puede ser de símil cuero o con detalles en lentejuelas con una camisa arremagada o una blusa. También un short de jean combinado con un top corto y accesorios en plateado o dorado.

Vestido corto

Esta opción me encanta porque es súper femenina y es la época perfecta para usarlos. Se me vino a la cabeza un vestido corto rojo, aunque caemos en el color obvio de la ocasión, pero hay muchos tonos que quedan divinos y aprovechamos el bronceado de la temporada. . También podemos usar un clásico negro, o de morley, estampados y miles más. Lo importante siempre es darle a todo un toque con accesorios y el maquillaje. 

Pantalón negro

Mi tercera opción es un lindo pantalón negro, ya sea de jean o gabardina elastizada tipo cigarette, que nos estiliza y nos da un toque más sofisticado. A este, tanto como al short, lo acompañamos con una linda blusa estampada media transparente o un color más estridente que nos dé luz en el rostro. 

 

 

Sea cual sea lo que elijamos ponernos, ¡lo importante es disfrutarlo con aquellas personas que nos hacen felices!

Hombros caídos

Hay algo especial en las prendas con hombros caídos que me vuelven loca. Son súper femeninas y sexies, perfectas para salidas de verano con amigos a tomar algo. Los vestidos también son geniales y nunca te vas a equivocar si elegís un modelo así. La combinación ideal para mí es con una gargantilla o choker o un pañuelo pequeño al cuello.

Un básico negro nunca pasa de moda y podés usarlo en diversas ocasiones de acuerdo a los accesorios que le agregues. Los estampados de modal son informales para estar de día o juntarte en una pileta y además son súper frescos.

La gran ventaja de este modelo es que te hace sentir libre al no necesitar corpiño y la mayoría de los modelos vienen con tela doble para que no se marque nada.

Si todavía no tenés uno, animate a probarlo porque son divinos y nada como algo práctico que te solucione y te saque de apuros al salir de casa.